Área Tecno Iniciativas Quirónsalud

Revolucionario sistema robótico de máxima precisión para la cirugía de columna vertebral

  • La Unidad de Patología Vertebral del doctor Álvarez-Sala del Hospital Ruber Internacional ha realizado más de 25 cirugías robotizadas en menos de un mes con extraordinarios resultados.

La tecnología robótica ha avanzado tanto en la última década, que hoy, obtiene logros que hace unos años eran impensables. Es el caso del Hospital Ruber Internacional que recientemente ha adquirido el sistema robótico de máxima precisión para cirugía de columna vertebral de alto riesgo, el Mazor X.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Se trata de un sistema que facilita la cirugía mínimamente invasiva, permitiendo en muchas ocasiones la cirugía vertebral percutánea y proporciona una menor exposición a radiaciones ionizantes, comparado con las cirugías tradicionales.

«Además, la cirugía convencional supone un 15-20% de riesgo de malposición de prótesis y con nuestra plataforma robótica no supone riesgo alguno» afirma el doctor Fernando Álvarez-Sala Walter, jefe de la Unidad de Patología Vertebral del Hospital Ruber Internacional.

Según este experto en traumatología y referente en el tratamiento de la columna vertebral, con este robot quirúrgico hemos realizado ya más de 25 cirugías robotizadas en menos de un mes, con extraordinarios resultados. «Con una mejora en los tiempos de ingreso hospitalario, menor dolor postquirúrgico y una pronta reincorporación a la vida normal», señala el doctor.

Desarrollado por la alianza de las compañías Medtronic-Mazor RoboticsEste enlace se abrirá en una ventana nueva (empresa israelí), este dispositivo está indicado para las diferentes patologías de columna que no han mejorado con tratamientos conservadores.

Tal y como explica el doctor Álvarez-Sala, el sistema robótico Mazor X está indicado para una amplia gama de afecciones y es especialmente útil en la patología traumática, patología tumoral y en la cirugía de las deformidades vertebrales (escoliosis, cifosis y espondilolistesis), entre otras patologías, incluso aquellas degenerativas.

Previamente a la intervención, es necesario la realización de un TAC para que el cirujano planifique la colocación de los implantes sobre las imágenes del paciente, trasladando esta información al robot que está fijado de forma estable a la columna del paciente, lo cual nos permite mantener en todo momento una óptima y segura planificación, guiado y navegación durante la cirugía vertebral por cualquier vía de abordaje», explica el traumatólogo del Hospital Ruber Internacional.

«La utilización del Mazor X con su brazo robótico, facilita el reconocimiento automático de la anatomía mediante su software en 3 dimensiones, mejorando la planificación de la cirugía y la realización de la misma con una mayor precisión, minimizando el riesgo y tiempo quirúrgico. Puede modelar y crear una simulación del resultado quirúrgico antes de la realización del procedimiento», asevera Álvarez-Sala.

Pero este revolucionario sistema robótico aporta otros numerosos beneficios a los procedimientos de columna. «Posibilita cirugías con menor incisión quirúrgica, menor pérdida de sangre y minimiza los riesgos de complicaciones».

¿Quieres participar?